Skip to content

Gilbert Kaplan y el poder del deseo

23 marzo 2009
tags:

KaplanUn sábado de Abril de 1965, Gilbert Kaplan, editor de la revista Institutional Investor y economista de la bolsa de valores de Nueva York fué invitado por un amigo a un ensayo de orquesta en el Carnegie Hall.

El ensayo era dirigido por Leopold Stokowski, el director de Hollywood a cargo de la película “Fantasía”, quien pasó toda la tarde ensayando la Sinfonia No 2  “Resurrección” de Gustav Mahler. Ya en la noche y sin poder dormir por el impacto que le había causado la música decidió ir por la mañana, comprar un boleto y asistir a la premier.

En la función, según el: “sólo me encontré llorando, absolutamente histérico”.

Su experiencia aquella tarde con Mahler cambió su vida.

A los pocos días cumplió 40 años. Esa mañana despertó decidido: “Tengo que dirigir esta obra”.

En los siguientes 9 años asistió a cada función de la Sinfonía a la que pudo ir en cualquier parte del mundo, conoció a su futura esposa en el asiento contiguo en el Royal Festival Hall de Londres y, como la cumbre de la obsesión, se tomó 18 meses sabáticos para estudiar y discutir la obra con los principales directores de orquesta de entonces como Leonard Bernstein, Sir Georg Solti y Leonard Slatkin.

En septiembre de 1982, después de la cumbre con el Fondo Monetario Internacional, puso su reputación en la línea al contratar a la American Symphony Orchestra en el Lincoln Center, invitar a sus amigos políticos y financieros así como al ex primer ministro británico Sir Edwuard Heath, para ofrecerles una gala en la que el mismo dirigiría la obra. La gala fué un éxito.

Su hazaña, a pesar de que era discreto, ha tenido repercusiones en todo el mundo de la música. Durante los años siguientes, Kaplan ha sido invitado a dirigir las principales orquestas del mundo.

KaplanDGSu version de la Sinfonia #2 con la Sinfonica de Londres, es la versión más vendida del catálogo de Deutsche Grammophon y es reconocido como la principal autoridad técnica en la segunda sinfonía de Mahler, consultada por muchos profesionales y directores en cuestiones de detalle.

Sin embargo, es la UNICA obra que el dirige. Y manteniendo su humildad, afirma que el no está capacitado para dirigir ninguna otra obra.

El es el cumplimiento perfecto de la frase de Arthur Schopenhauer que dice que “… la voluntad humana puede vencer cualquier fuerza de la tierra.”

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: